Algunos productos de las marcas que distribuimos están fabricados en países del llamado Tercer Mundo.

Antes de distribuirlos, nos aseguramos que cada una de estas marcas tenga su propio código de conducta en el que se exige, por contrato, a todos sus proveedores, que respeten los derechos humanos y legales de sus trabajadores; la legislación local sobre salarios, horarios, condiciones de trabajo y seguridad laboral, así como la edad mínima de admisión al empleo según la Convención Internacional C 138.

En este sentido, podemos garantizar que todas las marcas que distribuimos cumplen, como mínimo, estos requisitos esenciales de la C 138 y que, en muchos casos, su propio código de conducta es mucho más estricto y exigen también a sus proveedores que proporcionen a sus trabajadores un ambiente de trabajo adecuado y seguro, un servicio de atención sanitaria y comedores en la misma fábrica, y programas de formación y educación continuada. Empleados de cada marca realizan inspecciones periódicas, en algunos casos mensuales, para asegurar su cumplimiento.

Tenemos a tu disposición copias de los códigos de conducta de las marcas que fabrican en estos países. En algunos casos podrás encontrarlos también en su web o catálogo.